lunes, 28 de septiembre de 2015

Cosas de los cumple mes.

Estimados amigos y amigas;

Hoy es mi cumple mes. Cumplo 7 meses, aún me quedan 2 para seguir creciendo; según dicen, los Jack Russell Terrier, crecemos hasta que cumplimos 8 o 9 meses. Por supuesto que, siendo quien soy y viviendo con quien vivo, yo también tengo fiesta de cumple-mes, con tarta, velas y con su reparto correspondiente de invitaciones a mi fiesta.

Esta vida es un continuo aprendizaje y en este cumple he aprendido una lección importante. Nunca ladres en público más de la cuenta, sobre todo, en lugares donde dichos ladridos puedan llegar, por cientos de motivos, a ser procesados por quien menos te esperas.

Escuchados los comentarios que me habéis regalado esta semana (por los alrededores donde salgo a pasear) y procesada la información pertinente, he de comunicaros lo siguiente.
Esto no es una disculpa puesto que no he agredido, ofendido, ni hecho nada para que me hayáis sacado los dientes. A ver..., esto de los dientes es complicado. Todos los tenemos y desde luego que podemos mostrarlos como mejor nos apetezca y a quien mejor nos venga en gana (siempre que no seamos de esos perros que por Ley deben llevar seguro y bozal, quedando limitados a un gruñir entre dientes) sin que ello implique que al atacado, emocionalmente, pueda causarle algún tipo de trastorno, sobre todo, si cuenta con un diario a mano donde contar sus aventuras y dejarlas como recuerdo para reír sobre lo ocurrido tal como lo escribe o con posterioridad, al releer la anécdota.

Sepan ustedes, perdonen el tratamiento, que desde que el mundo es redondo, la Tierra gira y todos nos mantenemos en pie debido a leyes que no se ven pero se sienten, los humanos invitan a sus fiestas perrunas a quien les place invitar, con quien se sienten bien y según protocolos varios, a quienes "hay que invitar" de forma obligada porque no hay más cojines sobre los que descansar. Me he dado cuenta de una cosa, los humanos os comportáis como animales gregarios o sociales según... (no voy a meterme donde no me llaman, cada uno que siga a la colonia que más desee seguir), según... queréis, podéis o deseáis. Ya lo sabía Aristóteles cuando filosofaba sobre la naturaleza del hombre, argumentando que el hombre es por naturaleza, un animal cívico (jajjaj, me da la risa)... siendo la razón del ser "social", más que lo pueda ser cualquier abeja u otro animal gregario, la capacidad de POSEER LA PALABRA (no hizo alusión a la educación y buenas formas). No voz (que voz tienen todos los animales), palabra. Esa con la que se puede manifestar lo conveniente y lo dañino, así como lo justo y lo injusto frente a los demás animales, poseyendo el sentido de lo bueno, lo malo y otras muchas apreciaciones. 
Dicho comportamiento, en ocasiones como esta, no siempre es el más adecuado. Todo en la vida tiene dos puntos de vista, dos verdades y dos sin razones; la de uno para el otro y la del otro para el uno. A veces, hablar sin conocer motivos, razones y sobre todo sin mirar si ese al que despellejáis está casualmente detrás de vosotros, puede causar algún ataque de risa o arrebato violento dependiendo de si el objetivo a despellejar es un ser evolucionado y posee  las herramientas suficientes para seguir por su camino o por el contrario es de los que llenan de veneno el aguijón y atacan picando donde más duele. Quiero decir con esto, que en mi fiesta estarán todos los que deben, pueden y quieren estar, ni uno más ni uno menos. 


Dicho todo lo anterior, a mí sólo me queda disfrutar como una loca de la fiesta que me están preparando. Ya me han adelantado algún regalito y me ha encantado. Rocío, una amiga que está invitada a mi fiesta con Chester me ha regalado un botellero muy práctico para mis excursiones y paseos aunque intuyo que me quedan muchos más por recibir. 

No puedo, ni debo acabar, sin dejarles otra Aristotelada: "Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso, ciertamente, no resulta tan sencillo".

miércoles, 23 de septiembre de 2015

Actividades extraescolares....


Todos hemos vuelto a recobrar la rutina perdida que dejamos cuando dieron comienzo las vacaciones. Hemos tenido días muy divertidos, días de dar muchas vueltas, días de dormir hasta tarde, días de jugar con muchos primos humanos y algunos primos de otras razasHe conocido a muchos amigos canes, mi madre sigue con esa ansiedad que no controla cuando me arrimo a perros grandes (un tal Roco anda algo "enamoraillo" y a ella le hace mucha gracia pero a mi entrenador personal no le gusta ni un pelo). También he conocido a Bambi, un amigo cervatillo que atacaba dando coces cuando yo intentaba saltar encima de él y sobre todo he sabido que existen los caballos, tienen algo que no sabría describir, no puedo separarme de ellos cuando intuyo que andan cerca.

Todo sigue marchando como siempre. En unos días cumplo 7 meses y mi vida está llena de actividades. Mi padre adoptivo me saca a pasear casi todos los días, se me están poniendo una patitas traseras musculadas muy, muy interesantes. No hay día que no recorramos unos cuantos (muchos) de kilómetros. Mi madre... qué puedo decir de esa humana que me mira a diario, no para de hablarme por las mañanas cuando nos quedamos solas. Ella observa, sonríe, me acaricia, a veces quiere jugar, otras veces quiere que me quede a su lado pero siempre, siempre, siempre habla... a todas horas, todo el rato... Me pregunta cosas que ella responde. Está convencida de acertar las respuestas, vamos a dejarlo aquí... Me relata todo que va haciendo a lo largo de la mañana y yo la sigo a todas partes (mejor no doy detalles para no cansaros), lo que no se imagina ella, ni por asomo, hasta dónde soy yo la que sabe lo que ella piensa. ¡No se me escapa ni un detalle! pero esto es secreto. Con Natalia tengo que activar el modo "perro de peluche", soy su perro mochila, ella me lleva, me trae, me da de beber, me lleva al patio, me lleva a su habitación, me sienta con ella a jugar con las muñecas, tenemos hora del té, del baño, de la merienda, unos juegos muy divertidos donde lo pasamos estupendamente. Ya he aprendido qué rol tengo que desempeñar con cada uno de los miembros de mi familia y siguen encantados con tenerme entre ellos. Creo que ya no sabrían qué hacer sin mí.

Soy muy feliz. Tenía muchas ganas de contaros una novedad. Mi entrenador personal y yo hemos formado EQUIPO. Desde hace casi un mes, somos Agility. Y, ¿Qué es Agility? Es un Club Deportivo, una modalidad competitiva, en concreto. En ella, mi guía (Quique), tiene que dirigirme sobre una pista de obstáculos, los cuales tengo que solventar y recorrer con la mayor precisión y en el menor tiempo posible. Aún tenemos mucho que entrenar pero nos encanta a todos. A Quique y a mí porque se ha creado un vínculo muy especial entre nosotros y a los demás porque nos ven progresar y divertirnos cada vez que vamos a recorrer las pistas. Ahora mismo vivo en vista a modo Agility, cuando veo dos árboles en el parque, yo dibujo ochos entre sus troncos. Me encanta el juego, me encanta hacerlo bien, me encanta que me premien por ello y me encanta ver la cara de felicidad de toda mi familia cuando vamos al Club. Ayer empezamos el entrenamiento de paso a través de túneles abiertos y ciegos. Estoy deseando volver esta tarde.

Os dejo, seguiré contando más aventuras, lo prometo. Acaba de llegar mi madre y me ha pillado otra vez en el sofá. Y es que cuando me quedo sola en casa... El sofá es mío!! No os preocupéis yo le pongo ahora unos ojillos tiernos y en vez de soltarme un rapapolvo, me dirá: Anda Sam baja de ahí o prefieres que te pase el mando de la tele? 

Hasta la próxima!!


martes, 18 de agosto de 2015

GRACIAS, MARÍA!!


Martes, 16 de junio... 
María Campra Peláez, en su blog, publicaba el siguiente post:

http://escritoramama.blogspot.com.es/2015/06/premio-ft.html

Han pasado más de dos meses y entre unas cosas y otras no he tenido tiempo de actualizar ni agradecer este reconocimiento a una amiga escritora que se ha convertido, con su blog, en una de mis autoras favoritas y a la que espero (así hemos quedado ya que ocurrirá) conocer en persona cuando publique su primer libro. Me iré donde haga falta a adquirir su libro para traerme una dedicatoria de su puño y letra en la primera página. Espero que ese día en los grandes almacenes me dejen entrar (como a toda fémina me encantan los centros comerciales), la ocasión merecerá la pena y las reglas a veces están para eso, para saltársela en ocasiones especiales. 

Yo, al igual que María, he estado investigando sobre este premio y no he encontrado quién lo inventó, ni para qué ni cuáles son los requisitos de agradecimiento que conlleva recibir tal galardón. Por ello, ante la libertad que me otorga la no existencia de un guión y ante las palabras de María informando de que dicho premio es un reconocimiento al mérito por parte de compañeros de letras... No puedo más que decir ni añadir que GRACIAS, MARÍA. Gracias por leer las "Aventuras de Sam", gracias por acordarte de nosotras al nominarnos entre tanto arte como leemos a diario en blogs de compañeros y amigos y gracias a tí por tu blog, por sus relatos, micros y series que nos tienen enganchados a tantos como te seguimos.

Siguiendo el proceder de María y al no haber un número limitado de blogs, nomino a todos aquellos que leo prácticamente a diario. Comprendo que habrá quien no siga la cadena, eso es lo de menos. Sirva esta nominación, al menos, como reconocimento a su esfuerzo, trabajo y dedicación diaria. Es un placer leeros a todos.

Mis nominados son:

La Ciudad Esmeralda, Eva Mercader.
Edupsique, Juantobe1.
Sonrisas de Camaleón, Maríjose Fernández Luque.
http://sonrisasdecamaleon.blogspot.com.es/
Gestiona tu éxito, Esther de Paz.
http://estherdepaz.blogspot.com.es/
Letras entre Vías, Juan Cabezuelo.
http://letrasentrevias.blogspot.com.es/
Vive como Piensas, Anina Anyway.
http://www.aninaanyway.com/
Con mi toga y mis tacones, Susana Gisbert Grifo.
http://conmitogaymistacones.com/
El Rincón de la Crítica, Abel Ros.
http://elrincondelacritica.com/
El blog de Patricia Merino López, Patricia Merino López.
http://patriciamerinolopez.blogspot.com.es/
Talento Local y Personas, Antonio Guerra.
https://talentolocalypersonas.wordpress.com/

Gracias a todos por vuestros blogs y vuestras creaciones en general y a María especialmente por hacer posible este post que hoy escribo.


Os estaréis preguntando cómo estoy. La verdad... sigo estupendamente. No paro. Estos días de vacaciones salgo todas las mañanas a caminar por los Parques Naturales que tengo la suerte de tener cerca de casa. Hoy, en uno de esos paseos, aunque ya había recorrido más de 7kms, aún me quedaron fuerzas para correr detrás de una gallina. ¡Eso digo yo! ¿Qué hacía allí una gallina?. Me vino el olor, seguí el rastro, me escondí detrás de los arbustos ante el asombro de mi acompañante que no sabía dónde me estaba metiendo, y... una gallina asomó con cara de susto echando a correr lo más rápido que pudo. Viéndose acorralada dio un giro de 180º y después de un largo rato vino a dar de frente con mi padre adoptivo, el cual, llevaba el mismo tiempo que yo corriendo, él detrás mía, yo detrás de la gallina. La gallina vive. Menos mal que vino a encontrarse con su salvador, si la hubiera pillado yo... el gallo no cantaría, la gallina tampoco.
Volveré dentro de poco con más aventuras.
Un abrazo a todos.
Sam.-

viernes, 17 de julio de 2015

Vuelve Brody. Esta vez, desde el paraíso.

Hace unos días ha sido el cumpleaños de Quique y como me encantan los números me puse a calcular y a ajustar las edades de mi familia con la mía, cuando conseguí dar con la solución tras resolver unos problemas matemáticos complicadísimos de esos en los que cuando se despeja la X se llegan a unas soluciones casualmente maravillosas. Dentro de 2 años, Quique y yo cumpliremos 14 años (contados en años humanos) y el año que viene, que está más cerca, compartiré los 7 con Natalia. 
Espero que se repita la fiesta de cumpleaños de este verano. He pasado unos días espectaculares viviendo de campista en un lugar donde el calor parecía cosa lejana y donde Quique, dentro de aquella tienda de campaña, terminó de contarme el cuento que había imaginado sobre la vida de Brody. Imagino que tendréis ganas de saber cómo terminó la aventura de este chico y su padre en la Isla.


ME LLAMO BRODY Y ESTA ES LA HISTORIA DE MI VIDA. (SEGUNDA PARTE)
AUTOR DEL RELATO: ENRIQUE PÉREZ GONZÁLEZ.

ME LO TEMÍA.

Tracey no ha superado la segunda noche y hemos tenido que enterrarla, ha sido la peor experiencia de toda mi vida, lo he pasado fatal, a los pocos segundos de terminar la tarea, he vomitado el desayuno.

La plataforma petrolífera se ve desde mi isla, es enorme y en ella hay helicópteros y vehículos alados que en mi vida había visto. Esperemos que esos “Explotadores” -o como se llamen-, no vengan a visitar mi isla.

Me he hecho muy buen amigo de Jart y usualmente  salgo a explorar con él. Hoy hemos ido al pico más alto de las Islas Simar y lo hemos coronado y bautizado como, ”El Mirador”. Jart me ha enseñado lo que son los prismáticos y me ha dejado usar los suyos, con ellos podía ver a los demás y el claro donde ahora vivimos. En el mar, claramente se podía apreciar una gran mancha negra inmóvil, como no sabía que podía ser aquello tan grande le dije a Jart que mirara un momento por los prismáticos, él se quedo mirando unos segundos y de repente una gran sonrisa se esbozó en su rostro y fuertemente gritó:

¡Es un naufragio!

Eso significaba que millones de provisiones y útiles estaban allí esperándonos.  Así que dentro de poco me iré de excursión al mar. 

DE BUCEO.

Me estoy preparando para ir de buceo con mi padre y Jart al lugar del naufragio. El buceo va a ser a pulmón, por suerte está cerca de la costa por lo que no habrá mucha profundidad. Mi padre aguanta tres minutos sin respirar pero vamos a practicar un poco más, para mejorar. Jart era buceador profesional en su antigua vida y llegó a ser profesor de buceo, él nos ayudará.

Me lo paso genial en la isla ahora con tanta gente, sigo teniendo mis visiones pero bueno con alguien como Jart que me escucha y me cree tampoco es tan malo como antes.

Han pasado cinco días desde el avistamiento del naufragio y estamos preparados, llevaremos botellas de plástico vacías para tener un poco más de aire y además llevamos un gran peso, el miedo, nadie de nosotros tres quiere quedarse ahí abajo para siempre.

Horas después...

Brody y sus compañeros se metieron en el agua fría y empezaron a nadar hacia la zona del naufragio, al llegar, el miedo se sentía mucho más y empezaban a pensar: ¿Y los tiburones?, ¿Y si se cierra una puerta del barco naufragado y me quedo dentro?. Nadie quería bajar ahí abajo, pero Brody, se armó de valor y fue el primero. Gracias a las gafas de buceo se apreciaba todo mejor pero los cristales estaban arañados y era difícil ver a través de ellos. Jart e Indi fueron detrás de Brody y entonces empezaba la cuenta atrás hasta que los pulmones se cerraran por completo y el aire de la botella se acabara. Brody se dirigió hacia el cuartel de mando donde estaban todos los controles y los objetos del capitán y sus marineros. Indi se dirigió a los camarotes de la tripulación por si en sus armarios había algo útil y Jart, optó por dirigirse a la sala de motor donde seguro que conseguiría alguna pieza para hacer una lancha de motor para viajar más frecuentemente.

A los cuatro minutos salió Brody con varias linternas y algunas vestimentas de capitán. Jart salió a los pocos segundos y alegremente enseño a Brody sus objetos, una pieza de motor, y varias cosas semejantes. Al terminar de ver todos los objetos, Brody se alarmó, ¿Dónde estaba su padre? No había salido y ya habían pasado cinco minutos. Jart también se alarmó y volvieron a ir al punto del naufragio, después de dejar en una plataforma de madera todos los objetos conseguidos. Nada más bajar se encontraron con una gran nube roja en la cubierta del barco. Era sangre. Indi tenía todo el cuádriceps desgarrado y con varias mordeduras con forma de colmillos hincados de dos en dos. Los dos compañeros se apresuraron para sacar a Indi del agua y llevarlo a un lugar seguro.

Lo llevaron a la arena y allí intentaron hacer que Indi recuperara la conciencia, pero Indi no se movía.

-Ya no podemos hacer nada Brody, ha perdido demasiada sangre y no tiene pulso -Dijo Jart

-¡Mentira! , ¡Papá!  ¡Papá!  ¡Despierta por favor!

Brody estaba llorando cuando casi por arte de magia dijo entre susurros:

-Lo siento papá, he llegado demasiado tarde, te he fallado … -

En ese momento Indi se levantó dolorido, mirándose la pierna y preguntó.

-¿Qué acaba de ocurrir? –

Brody alzó la cabeza y corrió hacia él llorando y a la vez riendo de la alegría y le dijo:

-¡Papá,  estás vivo! ¡Has vuelto de los muertos!

MUCHAS EXPLICACIONES.

Mi padre, inexplicablemente, ha vuelto de los muertos y le hemos tenido que explicar todo.

Al decirle a mi padre:

-¡Papá,  estás vivo! ¡Has vuelto de los muertos!

Él se extraño, nos dijo que cuando estábamos en el agua, se dirigía a subir con nosotros cuando de repente sintió un gran dolor en las piernas y que después de eso no recuerda nada. Sólo recuerda una voz diciendo:

-Lo siento papá.

Después de eso fue como si dejara de dormir, como cuando te despiertan de golpe. Todavía no me creo que mi padre haya despertado de su sueño final. Espero que lo que acaba de pasar quede en el olvido, porque no es una muy buena sensación ver a tu padre en el suelo sin respirar y sin pulso.

Resulta que a la callada niña Marta se le da genial la medicina y por suerte cuando vino se trajo un par de vendas y medicinas con las que estamos curando a mi padre. Suponemos que las heridas son a causa de una morena, las cuales son muy territoriales, puede ser que ésta al ver a mi padre y se sintiera intimidada, atacó.

Espero que mi padre se recupere pronto y rehabilite sus fuerzas porque “Los Explotadores” están mejorando su base en la planta petrolífera, cualquier día van a venir a la isla, seguro.

EL TRAIDOR.

Lo sabía. Tenía que pasar. Un explotador ha venido en helicóptero a mi isla y para que no nos viera hemos recogido la hoguera y nuestras cosas detrás de arbustos. Cada uno de nosotros escogió un sitio diferente, mi padre, que ya está recuperado, se subió a un árbol. Sierra, al ser un hombre tan grande se tuvo que ir al Mirador. Marta, al ser una pequeña y delgada niña, se pudo esconder entre dos piedras. Yo me escondí con nuestros objetos, pero Rod… no hizo nada, se quedo de pie en la playa de la isla, donde el helicóptero estaba aterrizando. Cuando el helicóptero aterrizó en la blanca arena, Rod seguía tan tranquilo, y en cuanto el piloto salió de su vehículo, Rod le dió la mano y se metió en el helicóptero. ¡Era uno de ellos!

Rod nunca me cayó muy bien aunque parecía buena persona, menos mal que no me fíe de él nunca.

Por la noche todos hablamos de lo sucedido, sólo mi padre y yo vimos lo que pasó y se lo contamos todo a los demás. Nadie comprendía como una persona que había convivido con nosotros se podía ir así y traicionarnos.

Esto había que arreglarlo. No podía quedar así. Decidimos ir a la isla haciendo una lancha a motor con las piezas que consiguió Jart en el barco naufragado.

LA FÁBRICA.

La barca ya está construida. Las piezas no han servido para nada, así que usaremos remos. A la fábrica iremos todos menos Marta, que al ser la más pequeña de todos, se quedará vigilando.

La fábrica estaba a unos 2 kilómetros, así que tardaríamos unas horas a remos. El día estaba claro, sin nubes, era un día perfecto para remar.
El viaje duró bastante, al llegar ya era de noche, mejor ocasión para utilizar el sigilo por si había alguien. Sierra se quedó vigilando la barca y los demás subieron.

En el interior del barco se escuchaban las voces de los explotadores pero una era muy característica, la voz de Rod hablaba por la megafonía, decía algo así:

-¡Eh! ¡Vosotros! ¡Tenemos cámaras de vigilancia, salid a de aquí!-

-Mierda… Nos han visto- dijo Indi

-Pero no podemos huir, papá. Hay que seguir aquí para hacer algo, no nos vamos a ir con las manos vacías- dijo Brody

-Eso no importa, esto va a explotar-

-¿¡Qué!?-

-Lo sabía desde hace mucho, yo también tengo esas visiones en las qué veo el pasado o el futuro, y por eso nos vinimos a estas islas cuando tu madre nos abandonó-

-¿Entonces porque estamos aquí? ¡Corred!

LA DESPEDIDA.

Los tres supervivientes corrían hacia la salida. La alarma de la fábrica no paraba de sonar. Mientras corría, Brody pensaba… “Entonces mi padre me ha estado ocultando lo de sus visiones hasta el día que ha podido decírmelo bien”. 

Eso también significa que yo también puedo ver el pasado o el futuro.

Justo en la salida de la fábrica Indi se paró y dijo:

-Hijo, no puedo seguir-

-¡No digas tonterías! ¡Vamos, sigue!- dijo Brody.

-No es que esté cansado, creo que es el momento de confesarte algo, no soy una persona normal, soy, soy un… explotador-

-¡Mentira! ¡Lo que estás diciendo es mentira!-

-No, es verdad, por eso nos vinimos a estas islas, quería buscar petróleo para todos, pero me he dado cuenta de todo el mal que he ocasionado y ahora llevaré a todos los explotadores al fin y yo seré arrastrado con ellos-

-¡Sigue corriendo papá, me da igual lo que seas pero ven conmigo, no te puedo dejar aquí!

Brody y Jart llegaron a la barca, pero Indi no venía.

Cuando ya superaban una gran distancia de la fábrica, ésta explotó con una gran humareda negra que subía.

-Tu padre es un héroe, ha matado a todos explotadores- Dijo Jart

-Ya lo sé, pero él me mintió, solo quería apoderarse de todas las personas-

Seguía siendo de noche. El cielo, lleno de estrellas, iluminaba la oscuridad.

Brody jamás volvió a hablar de su padre, pasó toda su vida en la isla, y ahí seguirá para siempre pensando en cómo su padre pudo mentirle, o pensando si algún día, volvería a alguna ciudad con gente normal, con trabajo, con familia, con una vida normal...

FIN.

jueves, 9 de julio de 2015

Qué calor! Os presento a Brody...

Estas noches están siendo horrorosas de calor...
No puedo dormir como a mí me apetece... a pata suelta, "espatarrá" que diría mi madre adoptiva cuando me ve boca arriba con las patas colgando. Sí, parece que no, los perros también dormimos a pierna suelta, siempre y cuando el calor nos deje, claro.
Esta semana y de hace unos días a esta parte, no hago más que dar vueltas con la finalidad de encontrar el rincón más fresquito de la casa. No hay manera. He probado de todo. Me meto debajo de las camas. Salgo fuera. Llamo a algún alma caritativa para que me saque al patio, me doy una vuelta, entro de nuevo y al final, acabo rendida hasta el día siguiente.

Una de estas noches en que no podía dormir, estaba yo charlando con Quique sobre aquello que estuvimos comentado del Ratón Pérez, éste no aparece. Creo que sabe que se me están cayendo todos los dientes (no me queda ni un sólo colmillo) y en prevención del posible desembolso, aparecerá cuando ya me hayan salido todos los nuevos y dejará algo. Eso dicen Quique y Natalia, que no me preocupe.
Como les decía, de aquellas reflexiones sobre desapariciones de roedores pasamos a disfrutar del mejor de los ratitos nocturnos disfrutados desde que comenzaron las vacaciones y ya verán porqué. Quique comenzó a narrarme una historia. La vida de Brody. Se lo dejo a todos para que puedan disfrutar de este cuento igual que lo hice yo aquella noche.


ME LLAMO BRODY Y ESTA ES LA HISTORIA DE MI VIDA. (PRIMERA PARTE)
AUTOR DEL RELATO: ENRIQUE PÉREZ GONZÁLEZ.


MI TRISTE HISTORIA.

Soy Brody, un chaval de 13 años y, asombrosamente vivo en una isla desierta, sin nada que hacer y la verdad, lo único que tengo es la compañía de mi padre.
Voy a empezar desde el inicio de mi triste historia:
Mi padre me cuenta que mientras mi madre estaba embarazada de mí, solían estar todo el rato peleándose o discutiendo por tonterías. Cuando yo nací, mis padres apenas hablaban, la cosa fue a mayores y en menos de un año mi madre se esfumó. Yo, por supuesto, no me acuerdo de nada ya que tenía menos de dos años.
Últimamente tengo visiones, me mareo, caigo al suelo y allí, es como si estuviera dentro de un sueño pero lo siento como más real. Sobre todo, veo a mis padres discutiendo e incluso pegándose, se lo he contado a mis padre, él dice que serán alucinaciones que proporciona el pescado crudo y el agua salada, pero no, yo sé que son reales.
Volviendo al pasado... Mi padre estuvo días y días llorando, decía que fue un tonto y un estúpido y creo que en parte tenía razón.
El gran genio de mi padre hizo la cosa más estúpida y a la vez más sensata del Universo. Ir a una Isla Desierta.

EL SENSATO DE MI PADRE.

Mi padre se llevó días y días llorando, yo en esos tiempos no comprendía lo que le pasaba, ya que tenía como he dicho, 2 años.
Otra cosa que hacía era leerse grandes enciclopedias del mundo y sus islas. Mi padre quería olvidar y alejarse lo máximo posible de nuestra casa, nuestro país y nuestro continente.
Empezó a contactar con sus amigos (la mayoría Capitanes de barco), para hacer una barquita e irse. El porqué de que no cogiéramos un avión era simple, el dinero.
No sé como mi padre podía hacer tantas cosas a la vez. Un día se iba a coger materiales, otro hablaba con sus amigos sobre el barco que iba a fabricar y encima, tenía que soportarme.
El pequeño barco estuvo preparado en dos meses gracias a los conocimientos y la ayuda de sus amigos. Era un barco simple aunque podía albergar a dos personas y bastantes víveres.
El viaje debería durar poco ya que vivíamos en Indonesia por aquellos entonces pero me temo, que no fue así.

EL COMIENZO DE UN LARGO VIAJE.

El viaje se suponía que iba a durar una semana, pero no, al final duró tres.
Era un viaje corto, no contábamos con que el tiempo empeoró, los víveres escasearon y todo empezó a ir de mal en peor.
La primera semana todo pintaba bien. Comíamos como reyes, el mar no estaba bravo y el tiempo nos regaló unos días geniales. Al terminar la semana ya se veían las islas pero tuvo que ocurrir, el viento y el mar nos arrastraron hacia atrás, tuvimos que luchar contra las olas, perdimos mucha comida y encima, nos hicimos unas heridas muy profundas.
La segunda semana, el tiempo estuvo fatal y no nos quedaba ni la fruta de los postres. Esta semana y la tercera, estuvimos sin comer y casi no bebíamos agua, gracias a un milagro llegamos a nuestro destino.
Lo primero que hizo mi padre al llegar fue zarandear los árboles para conseguir fruta.
Algo que jamás olvidaré es que el mismo día que llegamos, por la noche, mi padre me abrazó y dijo en una especie de susurro:

-Hijo, este es nuestro nuevo hogar.

7 DE FEBRERO DE 1978.

El 7 de febrero de 1978, llegamos a las Islas Simar. Siempre odiaré ese día. No soy un niño normal, no tengo amigos ni nada electrónico, sólo un fuego y a mi padre.
Creo que nunca podré comprenderlo, decide irse a una isla cuando simplemente podía mudarse a otro pueblo, pero no, él dice que algo ocurriría pronto pero no le creo, habrá que esperar a ver si sus “predicciones” son verdaderas. Bueno, en fin, os contaré lo que pasó la semana del 7 de febrero de 1978.
Llegamos muy tarde, sobre las 23:00h por lo que, tuvimos que dormir con un frío increíble. Aunque fuera tarde nos adentramos en la selva para coger fruta silvestre.
Dormimos muy poco y a primera hora de la mañana, estábamos cogiendo de nuevo materiales y comida. Cerca de la isla donde vivíamos había un refugio donde encontramos un hacha y hasta vendas que en aquellos momentos servían de mucho.
Tres días después, teníamos una pequeña “tienda de campaña” fabricada. Estaba genial. Tenía un colchón de hojas de palmera y como estaba elevada del suelo, las hormigas nos comían la piel que estaba insensible por el frío. Como mi padre era tan astuto, dejó un fuego encendido aquel día de viento y nuestra casa salió ardiendo.

NO PUEDO MÁS.

Llevo once años en esta isla y no puedo más. Tengo muchas más visiones de lo normal, al principio me ocurrían una vez al mes o algo así, pero ahora cada día tengo tres o cuatro. Veo mi antigua casa o incluso a mis antiguos familiares, lo peor de todo es que mi padre no me cree. Me estoy volviendo loco, le escribo a un papel, ¿Por qué lo hago?, ¿Qué ganaré con esto? Ya sé que no tiene sentido alguno pero me siento bien escribiendo.
Parece raro pero hoy ha llegado un nuevo superviviente, un muchacho llamado Rod. Parece buena persona aunque siempre hay que estar atento, por si acaso.
Dice que tiene 25 años y que vivía genial hasta que un drogado dijo por la televisión que tenía una bomba armada en el centro de la ciudad y no mentía. El gobierno y los militares desalojaron la zona y gracias a ellos solo hubo heridos, eso no fue lo peor. En América pasó lo mismo y en varios países también. La gente no sabía qué hacer y empezaron a irse a sitios remotos por miedo a morir, por eso este chaval llegó aquí.
Si viene más gente, mi padre y yo los acogeremos siempre que no nos hagan daño a ninguno de nosotros.

MÁS GENTE.

Ha llegado más gente, ayer por la noche llegó una pequeña e improvisada barca donde en ella había cuatro personas: Marta, Sierra, Jart y Tracey. Dos mujeres y dos hombres, Marta y Sierra son padre e hija y los demás desconocidos  entre ellos.
Marta es más pequeña que yo, es muy callada y tímida, así que, procuraré no molestarla. Su padre, Sierra, nos ha contado su historia. Por lo visto, el grupo de personas que se dedican a explotar algunas partes de las ciudades se hacen llamar “Los Explotadores”. Sólo quieren el petróleo para hacerse ricos y hace poco han creado una plataforma petrolífera cerca de mi hogar, las Islas Simar.
Jart es un hombre mayor muy pensativo y explorador. Hoy ha descubierto un claro en la selva de la isla Simar (la más grande de todas las islas, donde yo vivo). En el claro, hay una cascada de agua clara y pura donde de ella brota un gran y verde árbol donde habitan millones de especies de pájaros  y monos con sus crías viviendo tan tranquilos, cuánto les envidio. De todos los supervivientes es el que mejor me cae, de hecho, confío tanto en él que me he atrevido a contarle el tema de mis visiones pero él tampoco  tiene ni idea de lo que se trata.

Tracey, la última de todos está enferma, tiene fuertes dolores de cabeza y se siente muy débil. La razón por lo que le pasa esto es fácil, tiene una mordedura de serpiente en el talón de Aquiles. Seguramente la serpiente le mordió por la noche, estamos haciendo todo lo posible por salvarla, pero tiene muy mala pinta y sinceramente…   no creo que dure mucho.

Continuará...

martes, 30 de junio de 2015

FELICIDADES! Estamos de vacaciones!

Estoy que no quepo en mí de felicidad, es cierto que no tengo un cuerpo muy grande, pero esta vez, ni siendo yo un clon del Increíble Hulk, tendría masa suficiente para albergar tanta felicidad y alegría como siento dentro de mí. ¡Mis niños están de vacaciones!
Se acabó lo de ir al cole temprano y eso de pasar toda la mañana sin ellos en casa (por un tiempo). Ahora le toca el turno a otras aventuras... playa, helados, paseos, viajes, primos, amigos y alguna que otra lectura de verano que después, cuesta mucho empezar de nuevo.

Podéis pensar que soy un poco exagerada en mis muestras de alegría por el cierre de colegio. Totalmente a favor de la "Escuela Pública para todos", por supuesto, aunque comprenderán mi estado de felicidad en unas letras. No es para menos... mis niños están de vacaciones, sí, pero no es solo eso, han cerrado etapa. ¡Los dos se han graduado! ¡Qué casualidad! Cosas de la edad... Quique deja la etapa de Primaria atrás muy bien superada y Natalia la comienza cerrando su etapa en Infantil con mucha ilusión de ver cómo va creciendo, ha llegado el momento de ir al cole "de los grandes". En septiembre nuevos retos, nuevos compañeros, nuevas amplitudes y espacios para seguir disfrutando y aprendiendo tras los pasos, profesores y aulas que deja su hermano, espejo de su caminar.

Estas semanas pasadas han estado cargadas de emociones. Ensayos, ensayos, ensayos... nervios... y mucha ilusión esperando que llegara el día y la hora de actuar en sus respectivas fiestas de graduación y cómo no, recoger sus orlas correspondientes y disfrutar del acto con sus compañeros, amigos, padres, familia y profesores, despidiéndose de estos últimos con nostalgia pero con la certeza de seguir sabiendo de ellos, no puede ser de otra manera, han vivido muchas experiencias y han aprendido muchísimas cosas juntos, llegaron con 3 años al cole (algunos sin cumplir) y salen con 12 convertidos en grandes personajes, cada uno con sus sueños y deseos de llegar a ser. 

A este respecto sólo me queda dar la enhorabuena a todos los niños en particular y a toda la Comunidad Educativa en general por el comienzo de vuestras merecidas vacaciones.


Ahora toca hablar de mí. Cada vez tengo más aventuras y cosas nuevas que contaros. Mi vida ha cambiado sustancialmente. Ya tengo 4 meses y hace dos que llegué a este hogar. ¡Empiezo a perder los dientes de leche! Por la cara que pone mi familia cuando me cogen en brazos para cotillear cuántos dientes van saliendo nuevos debo estar preciosa, hay que ver qué caritas me ponen. Aquí tenemos un debate interesante que a Natalia le preocupa, carraspea cada vez que se saca el tema. Coincidiendo con mi pérdida de dientes a Quique se le cayó una muela. Dicha pieza puesta bajo la almohada, no encontró recompensa alguna en metálico como cuentan en las pelis. ¿Quién se ha comido al ratón Pérez? No puedo contestar a esta pregunta, sólo confesar mi deseo y esperanza de que el roedor que vino aquella noche tuviera un doble como los buenos actores de cine. Esperando estamos Quique y yo a que aparezca la pequeña criatura con su moneda y algo para mí, esta vez levantaré las orejas y me haré la dormida para no asustarlo. Estoy deseando saber mi regalo y sacar de la incertidumbre a Natalia que aún tiene todos sus dientes de leche y ya ha inventado mil resucitaciones del ratoncito. Tranquila, Natalia, el ratón se las apañará para no olvidarse de tu primera "mellaura". Deja de moverte los dientes que eso tiene una fecha y "todo llega".

Me doy cuenta que las chicas nos ponemos a hablar y no paramos... Esta vez no me voy a despedir sin dejaros un regalo de fin de curso. Mi regalo. Algo que ahora no os servirá de mucho pero que dentro de unos años leeréis y releeréis buscando respuestas frente a las adversidades y otras circunstancias con las que os encontraréis en vuestro camino. Se trata de una desiderata (cosas a desear) para llegar a ser feliz en la vida. Es algo muy especial, preguntarle a vuestra madre cómo descubrió esa desiderata.

Cada día os quiero más y sé que vosotros a mí también.
Sam.-

"Desiderata. Max Ehrmann"

Camina plácido entre el ruido y la prisa y recuerda
que paz puede haber en el silencio.

En cuanto sea posible y sin rendirte,
mantén buenas relaciones con todas las personas.
Enuncia tu verdad de manera serena y clara
y escucha a los demás, incluso al torpe y al ignorante,
también ellos tienen su propia historia.

Esquiva a las personas ruidosa y agresivas,
ya que son un fastidio para el espíritu.
Si te comparas con los demás, te volverás vano y amargado
pues siempre habrá personas
más grandes y más pequeñas que tú.

Disfruta de tus éxitos, lo mismo que de tus planes.
Mantén el interés en tu propia carrera
por humilde que sea,
ella es un verdadero tesoro
en el fortuito cambiar de los tiempos.

Sé cauto en tus negocios,
el mundo está lleno de engaños,
mas no dejes que esto te ciegue para la virtud que existe.
Hay muchas personas que se esfuerzan
por alcanzar nobles ideales.

La vida está llena de heroísmo.
Sé sincero contigo mismo,
en especial no finjas afecto.
No seas cínico en el amor,
pues en medio de todas las arideces y engaños,
éste es perenne como la hierba.

Acata dócilmente el consejo de los años
abandonando con donaire las cosas de la juventud.
Cultiva la firmeza del espíritu,
para que te proteja en las adversidades repentinas.
Muchos temores nacen de la fatiga y la soledad.
Sobre una sana disciplina, sé bueno contigo mismo.

Eres una criatura del Universo, 
no menos que las plantas y las estrellas,
tienes derecho a existir.
Y, te resulte claro o no,
indudablemente el Universo marcha como debiera.

Por eso debes estar en paz con Dios
cualquiera que sea tu idea de Él.
Sean cualesquiera tus trabajos y aspiraciones, 
conserva la paz con tu alma
en la bulliciosa confusión de la vida.

Aún con toda sus farsa, penalidades y sueños fallidos,
el mundo es todavía hermoso.
Sé alegre.

Esfuérzate en ser feliz.

martes, 16 de junio de 2015

Quien tiene un perro...

Quien tiene un perro, tiene algo más que un amigo fiel, ¡Tiene un tesoro! Un tesoro de perro...

La adopción de una mascota conlleva aparejados algunos cambios significativos en la vida de una familia. Esto, sobre todo, cuando la adopción se hace de forma responsable como vengo defendiendo desde el comienzo de mis intervenciones.

En estos días de aprendizaje ha llegado a mis oídos un término que no conocía, no sé vosotros... Dicho término es FURKID: dícese del animal de compañía (perro o gato) al que se le trata como a un hijo -no lo busquéis en el diccionario de la R.A.E, no está. Interesante término y no menos interesante pregunta de encuesta para abordar a los padres/madres adoptivos de mascotas por la calle. Yo tengo mi propio punto de vista pero claro... es mío y puede no gustarle a todo el mundo. Imagino que mis compañeros de especie tendrán cada uno su opinión al respecto, también habría que abordar el experimento desde la parte canina y preguntar algo así como... A ver... compañero perro... ¿Te gusta que te hagan coletas, te pongan un jersey y te echen colonia hasta no poder parar de estornudar teniendo que refregarte después por todas las paredes y el suelo (paro a respirar) o... prefieres un buen campo de tierra medio mojada donde poder escarbar y hacer la croqueta poniéndote perdido de tierra? Tanto esto último como lo primero también lo hacen y se les hace a los hijos humanos y yo que he estado dándole vueltas al tema creo que todo el meollo del asunto reside en cómo ha evolucionado la sociedad y la relación humano-can.

En el primer siglo de nuestra época, los romanos, aficionados a la caza al igual que los griegos, ya tenían perros "guardianes del hogar". Ya podemos imaginar lo que pensaban los romanos de las coletas, trencitas y otras zarandajas en lo que respecta a los canes cuando las legiones de Julio César iban acompañadas de aquellos impresionantes canes musculados de potentes mandíbulas que, para más detalle, eran fieles compañeros de los gladiadores. No puedo olvidarme en este punto de Lucio J. M. Columela, filósofo, historiador, poeta y sabio que describió a los perros en su obra "De Re Rustica"  y donde animaba a los labradores a hacerse con un perro, en preferencia a cualquier otro animal, por tres motivos fundamentales:

1.- Hacer de guardián de la casa y sus moradores.
2.- Rechazar las intrusiones de los amigos de lo ajeno así como de otras fieras en los establos.
3.- Como útiles en la cacería.

No ha cambiado mucho la cosa desde aquellos entonces en lo que a motivos se refiere. En todas las épocas de nuestros antepasados la historia se ha venido repitiendo. En la alta Edad Media también era muy preciada la compañía canina y a pesar de las prohibiciones de los concilios merovingeos y carolingeos aquellos hombres se adentraban en sus bosques de cacería con sus perros fieles.
Cuenta la leyenda que por aquellos entonces, la Beata Juana de Aza, madre de Santo Domingo, soñó con que un perrito salía de su vientre con una antorcha encendida y considerándose incapaz de comprender el significado de aquello decidió buscar interpretación y peregrinó hasta el monasterio Benedictino para pedir explicaciones al Santo. Allí comprendió que su hijo sería el encargado de encender el fuego de Jesucristo y le puso de nombre Domingo, de Dominicus procedente de Dominicanus "el perro del Señor".

Leyendas aparte, entre aquellas gentes también vivían (como hoy en día) personas sin corazón que no se planteaban ni siquiera en querernos "algo" y aún sin tener la posibilidad de abandonarnos en gasolineras, sí tenían "capacidad" para tacharnos de brujos y ahorcarnos junto con nuestros dueños. Seguiré defendiendo, visto lo visto, que hay que tener suerte con el dónde se nace y se pace.

A modo de conclusión y volviendo a la época que nos ocupa (que yo me pongo a filosofar y no paro) los perros somos perros, señores humanos, ya lo decía Columela. Disculpe la molestia el que se sienta ofendido. Necesitamos mucho cariño, vuestra compañía, un aseo propio de perro, mucho juego, mucho salir a la calle a pasear y a disfrutar pero, sobre todo, necesitamos que no proyecten en nosotros como raza otros anhelos y pensamientos propios de otras especies. Pueden ustedes liberar todas las tensiones que tengan acumuladas y olvidarse de todos sus problemas cotidianos junto a nosotros sin olvidar quienes somos y si les apetece, podemos invertir la experimentación y pueden ustedes dejarnos a nosotros hacer de ustedes, aunque sean sólo 24 horas, que piensen y miren a través de nuestros ojos.
Digo yo que lo más correcto será encontrar el término medio en la convivencia, siendo conscientes de las necesidades consustanciales de mi especie y dejándonos ser lo que somos, "no humanos".

Otro día les contaré todo lo que he leído sobre la empatía y la oxitocina en nuestras relaciones comunes.

Hasta pronto!

martes, 9 de junio de 2015

Mi futuro depende de tí.

Me encuentro hecha un lío... Me invaden el pensamiento una cantidad de sentimientos contradictorios que tengo que contaros, a ver si así, y según vaya sacando a la luz mi "sin vivir", me aclaro y llego a una conclusión que calme mis intranquilidades.

Si me habéis leído antes, conoceréis -y si no os pongo al día en un momento- que tuve el atrevimiento de recomendar a la mamá de mi familia que hiciera el favor de hacerse con un manual de ayuda al entendimiento y conocimiento en lo que a materia canina se refiere para que pudiéramos salir a la calle sin la ansiedad que venía acompañando nuestros paseos. Ahora resulta que la que tiene ansiedad ¡soy yo! pues no ha ampliado su biblioteca con un libro, noooo, por lo menos seis tiene ya en su poder y todos en la mesita de noche esperando a ser leídos.
Las madres tienen una capacidad asombrosa para este tipo de eventualidades y aprovechan la mínima oportunidad para darle la vuelta a los asuntos y salir airosas de cualquier tema que se refiera a educación y/o adiestramiento, dependiendo de en quién fijen su foco de atención.

Me da en el olfato que va a empezar a implantar una serie de normas y planes de acción que por lo visto funcionan y regulan la relación humano-can para hacer de mí un cachorro adorable y a su vez, pueda llegar a convertirme en un perro adulto y feliz. Llevo unos días escuchando cómo hablan sobre el asunto y la verdad es que, siendo necesario seguramente para mi educación, a mí me deja pocas posibilidades de hacer lo que me venga bien.
Mira que me gusta jugar y morderlo todo, a veces tengo que controlarme. Lo voy consiguiendo. Me encantan los olores que llegan de la cocina (sin entrar en detalles y comparaciones con mis ricas bolitas de pienso), me encanta el césped, los geranios, las babosas... ¿Qué habrán hecho para no llegar a ser caracol? y tengo debilidad por las hormigas. Tremenda especie ésta también, trepan, se esconden por mis pelos y algunas se atreven a picarme, recuerdo aún a la última que me picó en la lengua. Digo todo lo anterior porque a todo esto me han dicho ¡NO! muchas... muchas... muchas veces. Y, ¡Ya lo tengo! tengo que seguir intentándolo cuando el NO ande despistado, en caso contrario, siempre hay alguien que se queda vigilando y frustra mis intentos cazadores. He de añadir que cuando lo hago bien me premian y me hacen unas fiestas dignas de cinemascope y palomitas. Mi "personal trainer" Quique, ya me ha enseñado algunas secuencias; Sienta-Espera-Ven, Sienta-Tumba, Tumba-Ven, mi nombre hace tiempo que lo conozco por sobre-repetición y otra frase que me encanta oir es: ¡Sam toma! Algo bueno me espera detrás de eso.

Ya podéis leer que estoy dejando el asunto de mi educación me he ido por los Cerros de Úbeda. Puede parecer que no quiero enfrentarme a la situación. Nada de eso. Sé que todo será por mi bien. Hay estadísticas que ponen los pelos de punta en lo que al futuro de los cachorros nacidos se refiere. Lamentablemente, hay que tener suerte desde que uno nace. Muchos cachorros no llegan a cumplir los dos años, y caen sin batallarlo gravemente enfermos por la falta de cariño y no respeto de sus familiar de adopción. No saben qué hacer con ellos cuando su comportamiento se vuelve absolutamente impredecible y sin hacerse cargo de su parte de responsabilidad los abandonan o entregan en perreras, a la espera, de que alguien con mejor corazón pueda enmendar una socialización perdida de forma casi irrecuperable. 

Desde este rincón animo a toda mi familia de adopción a que lea todos esos libros tan beneficiosos y a que se hagan cargo de mi educación. No puedo olvidarme de dar las gracias por el trabajo que ya habían hecho mis criadores, Jesús, Patricia y sus hijos (familia con quien convive mi madre), en el proceso de socialización desde mi nacimiento, junto con mis hermanos. Ellos me dieron todo su cariño en los primeros meses y esa dedicación ha contribuido a un mejor proceso de adaptación con mi familia de adopción.

Mi felicidad, por tanto, depende de que todos hagamos un esfuerzo, ya que, el mejor de los cachorros en potencia puede ver cómo su vida se arruina si no cuenta con unos pilares básicos que sostengan su educación. Yo voy a poner lo mejor de mí, espero que vosotros también lo hagáis.


Mi futuro depende de vosotros...